sábado, 5 de noviembre de 2016

Filtro casero

La filtración es una operación unitaria de gran importancia dentro de un sistema de tratamiento y acondicionamiento de aguas. Generalmente la filtración se efectúa después de la separación de la mayoría de los sólidos suspendidos por sedimentación, aunque dependiendo de las características del agua, es posible que esta entre directamente a la etapa de filtración, sin ser sedimentada previamente.
Esto puede presentarse dependiendo de la cantidad y naturaleza de los sólidos en suspensión. Si la cantidad de sólidos no es muy grande puede pasarse directamente a la etapa de filtración.

En el siguiente proceso de potabilización, la etapa de filtración, se encuentra después de la etapa de sedimentación o decantación.


Si la cantidad de sólidos suspendidos en el agua a tratar es muy grande y se pasa directamente a la filtración, el filtro se satura rápidamente y es necesario su continua limpieza, ya que los ciclos de filtración son de poca duración. Si previamente se separan los sólidos sedimentables, la carga en el filtro disminuye, y se tiene una mejor operación y un proceso de remoción de sólidos suspendidos mas eficiente.

Un filtro saturado de solidos o suciedad, puede contaminar o realizar un proceso muy poco eficiente.

El filtro mas ampliamente usado para remover sólidos suspendidos es el filtro de grava y arena y se le llama así precisamente porque es un lecho de grava y arena el que retiene las partículas suspendidas en el agua.
El mecanismo de remoción de estos sólidos es de diferente naturaleza. En el proceso intervienen fuerzas de cohesión entre el material formado y las partículas en suspensión, aunque también se manifiestan fuerzas de atracción electrostática del tipo de fuerzas de London y de Van Der Waals.

En este tipo de filtros, el agua fluye a través de un lecho de grava y arena. Las propiedades del medio, causan que el agua tome caminos erráticos y largos trayectos, lo cual incrementa la probabilidad de que el sólido tenga contacto con otras partículas suspendidas, y con el medio formado en la superficie del gránulo de grava o arena, siendo de esta manera retenido entre el material filtrante. Para una filtración o separación de sólidos mas eficiente, también es conveniente darle un tratamiento previo al agua a tratar, agregándole substancias químicas que causen la coagulación y floculación de las partículas, ya que es mas probable que el coágulo o flóculo sea retenido en el lecho del filtro que una sola partícula en estado coloidal.

ARMANDO UN FILTRO DE ARENA


El proceso de armado es sencillo: sólo debemos colocar los materiales en capas homogéneas para evitar que se mezclen entre sí. Nota: El uso del carbón es vital para un filtrado completo del agua. Lo ideal es utilizar carbón activado, ya que es mucho más poroso y aumenta el proceso de adsorción (proceso físico-químico) dentro del filtro.
A continuación, les vamos a mostrar el orden estricto en el que deben colocarse las capas de materiales dentro del recipiente o barril plástico:

·      25 cm de piedras medianas.
·      12 cm de piedras pequeñas.
·      3 cm de grava.
·      3 cm de carbón.
·      2 cm de grava.
·      6 cm de arena fina.
·      6 cm de grava.
·      12 cm de piedras pequeñas.
·      7 cm Vacío (Para agregar agua)